Dialogar con tus hijos

244

La sexualidad es un tema que suele tratarse con sumo cuidado entre padres e hijos, cuando se trata. Muchas veces lo padres, aun en el de hoy, tiene sus propios tabúes para tocar el tema. Costándoles acercarse a sus hijos para hablar de sexo, para explicarles situaciones acerca del crecimiento del ser humano, para poder en definitiva tener una relación estrecha con sus hijos que les otorgue la confianza suficiente como para que ellos mismos puedan acercarse cuando lo precisen.

Es importante que estos temas sean tratados con total naturalidad y siempre desde la confianza. Los adolescentes están curiosos por hablar de esto, siempre lo harán probablemente con sus amigos, pero también es importante que sepan que en su familia tienen un importante apoyo, en el que no existen tabúes y donde pueden despejar todas sus dudas, allí se verán confiados y podrán hablar con libertad.

Los temas que suelen preocuparlos más son los que siempre y desde antaño han preocupado a todos, desde la masturbación, la primera vez, el uso del preservativo, así como también el amor, el debut sexual con su pareja, los amigos y los diferentes mitos que con respecto a este tema suelen crearse y que no siempre hacen bien al adolescente, creando muchas veces mayores preguntas respecto al tema.

Es importante crear el clima adecuado para que llegue el momento de la charla, la mayoría de las veces los jóvenes esperarán el momento indicado y es importante que los padres den la entrada y tomen la iniciativa para hablar del tema. La orientación sexual es algo no menor que debe tratráse también con total naturalidad. No debe preguntársele al hijo varón por su novia ni a la hija por su novio, sino que hay que dar la total libertad para que desde esta edad sepan que su orientación nunca será algo negativo, sino parte de su sexualidad que tomo tal, deberán disfrutar a pleno.