Viajes en familia

237

Los viajes familiares siempre son algo placentero, digno de disfrutar y sobretodo son algo necesario, que todas familias deben realizar y darse un tiempo para descansar en él, no solamente por la necesidad que todos tenemos de un buen descanso, sino porque son una genial oportunidad para acercarse a nuestros hijos. Pero dependiendo de la edad de éstos, siempre es todo un tema aparte el hecho de salir a de vacaciones con ellos, hay varias cosas que debemos tener en cuenta si queremos que la estadía sea placentera.

Si los hijos son pequeños, siempre es imprescindible pensar en todo, comenzando por el alimento para el viaje (sobretodo si es largo) y en los juegos que puedan entretenerlo durante el tiempo que sea necesario. Es importante recordar que los niños son inquietos y que los viajes muchas veces no suelen soportarlos, si bien otros tantos los prefieren y gustan de mirar por la ventanilla del autobús, el coche o el buque, tranquilos deseando que nunca pase ese momento.

En caso de que los hijos ya sean algo más mayores, las necesidades ya van a ser otras. Si estamos hablando de unas vacaciones algo extensas, siempre prefieren ir en compañía, puede que sea de su pareja o de amigos. A los adolescentes les es difícil separarse de su grupo de pares, sobretodo si es por muchisimos días, lejos y de su familia. Por lo que no es nada malo aceptar que vengan con alguien, se sentirán cómodos y con más ganas de emprender el viaje en familia.

El resultado de este viaje será siempre la unión de la familia, en el cual se reforzarán los vínculos y  todos volverán al hogar con ganas de volver a sus actividades habituales y de continuar en este vínculo que se verá alimentado por las vacaciones de descanso que todos juntos habrán tenido.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *