Los niños y las redes sociales

148

El comienzo del Siglo XXI ha sido probablemente una de las épocas en las que más se sintió la diferencia generacional entre los padres y sus hijos. En otros tiempos las familias eran más unidas, ya que los valores que se transmitían estaban mucho más arraigados, muchas veces por creencias o religiones que impedían que los hijos crezcan con una mayor libertad. Esto también se ha visto modificado por el avance de los medios de comunicación que han abierto la puerta a una infinidad de debates en las familias.

Guste o no, los debates y las discusiones bien planteadas son siempre bien recibidas. Pero esta vez los que cuentan con mayores desventajas son los padres: es que el avance de la comunicación es cada vez mayor y ya no se sabe como actuar ante el acceso a los medios que tienen los niños, invade sin parar y ellos son mucho más hábiles que los mayores al momento de utilizarlos.

Es importante por esto, que los padres estén atentos, la brecha es cada vez mayor y los niños aprenden con mayor ligereza todo lo que va surgiendo. Claro está que esto puede tener efectos secundarios que no son precisamente de la tecnología, pero que sí se desprenden de esta: nos referimos a las redes sociales como un claro ejemplo. Es importante controlarlas, ante un menor de edad que quizás no conozca cuales son los límites.

Las redes sociales son aquellos sitios en los cuales cualquier persona tras llenar un formulario puede unirse, y a través de allí puede contactar una infinidad de gente, gente con la cual permanecerá en contacto y de la cual nunca se sabe su verdadera identidad. Debe prevenirse a los niños con respecto a la información que volcarán en estas redes, ya que muchas veces piden datos personales que los niños pueden exponer sin saber para qué se utilizarán. Todas las redes sociales son diferentes, por lo cual es recomendable que el mayor se tome su tiempo para conocerlas y poder utilizarlas también si lo desean, para conocer aún más en qué medios está navegando su hijo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *