Trastorno de conducta

Trastorno de conducta, que hacer y que debemos evitar

0

Diferencia entre mal comportamiento y trastorno de conducta

Los niños y adolescentes se comportan mal algunas veces; pero el trastorno de conducta es distinto y va mas allá de la picardía y la rebelión.

En esta circunstancia los niños se muestran agresivos, con un comportamiento hostil y desordenado y se cataloga como trastorno cuando mantiene este comportamiento por mas de seis meses.

Nuestros hijos podrían padecer este trastorno cuando les cueste cumplir las normas que la mayoría de los niños aceptan; desobedecen todo el tiempo aún cuando saben que el castigo es serio.

Muestran conducta destructiva, siempre contestan mal, se muestran ofuscados, se rehusan a cumplir las obligaciones diarias y no prestan atención a la higiene y el aseo personal.

Cuando hay que estar especialmente alerta

Se dañan a si mismo a animales o a otras personas, mienten y/o roban, dañan las pertenencias ajenas, no tienen buen rendimiento escolar (faltan a estudiar); comienzan a fumar beber alcohol o a consumir drogas desde temprana edad mantienen discusiones permanentes frente a figuras de autoridad.

Muchas veces presentan conductas antisociales como las de escupir a las personas, tener exceso de ira y ser muy hirientes con los demás sin importarle sus sentimientos.

No debemos confundir con depresión o hiperactividad, aveces los niños o adolescentes sensibles buscan defenderse con actitudes ofensivas para no ser dañados, y aquellos que son hiperactivos son impulsivos y pueden llegar a  tener actitudes como las nombradas anteriormente pero desde otro plano.

Es recomendable que esta patología la maneje un especialista desde la raíz, pero nosotros mismos como padres debemos actuar sin que nos desborde la situación.

Lo importante es no mostrarse distante ni presionador, por el contrario debemos mostrarle que valoramos sus virtudes y felicitarlos cuando hagan algo satisfactorio. Tampoco debemos presionarlos nosotros ni los profesores o maestros, y es conveniente consultarles que les gusta hacer y que es lo que necesitan; con nuestro apoyo incondicional como padres, mas la ayuda de un profesional podremos conocer mejor a nuestros hijos en esta situación.