Escoger el mejor biberón para tu bebé

14

Los biberones: cómo escoger los mejores

La lactancia materna es esencial para el desarrollo de nuestros bebés y siempre se debe tener en cuenta que es el mejor método de alimentación pero, a medida que pasa el tiempo, la leche materna pasa a un segundo plano y debe ser sustituida por fórmulas que deben administrarse usando biberones, mismos que pretende emular el pecho de la madre para que el bebé pueda alimentarse sin rechazarlo.

 

Pero lo cierto es que en un mar de opciones es muy difícil escoger el mejor, por eso te daremos una pequeña guía para que puedas adquirir el mejor biberón para tu bebé.

De 0 a 6 meses: un biberón con menor capacidad

Estos biberones son especialmente diseñados para darle el mayor cuidado a la alimentación de tu bebé ya que la boquilla u orificio es pequeña y permite un flujo parecido al que sale por las glándulas mamarias. Estos biberones deben tener una mamila o chupete muy suave elaborado en silicona pero debes tener cuidado de que la elaboración de la misma no posea ningún adherente que pueda causar alergias al bebé.

Anti-gases y anti derrame

Elige los biberones que tengan estas dos características ya que pueden ahorrarte un dolor de cabeza. La tecnología antigases impide que el aire entre al irse vaciando el biberón lo que elimina el riesgo de que el bebé pueda tener hipo. La tecnología anti derrame por su parte evita que el bebé pueda ensuciarse al desbordarse su alimento por las juntas de la tapa del biberón.

Mamilas especiales a partir de los 6 meses

La estimulación de las encías es una de las principales áreas que debes tomar en cuenta cuando se compra un biberón, pues la mamila es de vital importancia. Estas pueden variar de materiales suaves a unos más gruesos para que el bebé pueda ir acostumbrándose poco a poco a las texturas.

Los mejores biberones pueden tener un juego completo que van desde aquellos que emulan a la perfección el seno de la mujer, es decir el pezón, hasta otros que están diseñados para tomar otros líquidos como el agua o sopas. Estos podrás reconocerlos por la forma de la mamila: en forma ovalada es para la formula o alimento; achatada es para el agua; y con la boquilla grande para sopas y otras bebidas.