Las preguntas embarazosas de los niños

316

Las preguntas siempre llegan, mejor prepararse

Son preguntas y momentos que llegan indefectiblemente, sí o sí los padres deberán contestar esas preguntas “incómodas” para algunos pero muy interesante y entretenidas para otros. Nuestros hijos nos preguntarán en algún momento sobre temas que más adelante quizás serán tabú, pero que deben naturalizarse para que se hable de ellos con total normalidad. Preguntas que en varios casos nos provocarán mucha ternura pero que al mismo tiempo, si nos toman desprevenidos, no sabremos cómo actuar.

Las preguntas más incómodas para papá y mamá

Preguntar por cómo nace un bebé, preguntas y dudas sobre sus genitales, sobre el preservativo y demás, son tema corriente en todos los niños. Debemos ser conscientes de que los niños no están aislados, y en el colegio o con sus amiguitos del barrio escucharán hablar de estos temas y luego los traerán a casa. Por lo que lo  más importante en caso de que nos hablen de esto, es enfrentar la situación, y explicarles con la mayor sencillez posible.

El peligro de evitar preguntas

Muchos padres tienden a evitar estas situaciones para que más adelante se trate el tema, quizás cuando sean más grandes. Pero tal como indicábamos más arriba, es posible que el tema lo hablen fuera de casa, y por tanto es importante que desde chiquitos, se acostumbren a dialogarlo en el hogar, para que se sientan contenidos y sepan que allí también pueden evacuar sus dudas.

Ser natural, la clave

Todos los padres deben naturalizar estos temas y encontrar las palabras más adecuadas para que los pequeños del hogar comprendan el tema que están abordando. Claro que en caso de profundizar demasiado, quizás ya no comprendan, pero es importante que tengan un panorama aclarado, y que desde pequeños no vean ciertos temas con tabú, algo que más adelante pueda provocar en ellos una represión que no es nada positivo que la sientan.