Hipo Recién Nacidos

Cómo evitar el hipo en el bebé

49

Cómo evitar el hipo en el recién nacido

Hipo Recién NacidosEl hipo es uno de los males más comunes que suele tenerse después de ingerir algún alimento en gran medida o cuando se toma algún líquido sin un debido descanso. Suele ocurrirnos, por ejemplo, cuando bebemos agua después de correr o hacer alguna actividad física que requiera de una respiración profunda, haciendo que la concentración de oxigeno se encapsule en forma de gases que, al intentar salir, tengan problemas haciendo que el molesto hipo aparezca.

En este sentido, los recién nacidos tienden a experimentar el hipo como forma natural de la ingesta y es cuando los gases se quedan acumulados pudiendo causar regurgitación o también cólicos. Siguiendo los consejos que te daremos a continuación podrás evitar que el bebé sufra de hipo.

Pausas entre comidas

Al darle pecho o biberón, es necesario que evites darle toda la comida de una sola vez ya que mientras se está amamantando o dando de comer con un biberón, el bebé también consume aire producto de la succión. Ese aire queda en estómago y también puede pasar al sistema digestivo del mismo, por lo cual debes tener pausas para que el mismo sistema digestivo del bebé tome su tiempo de asimilar la comida y regular el aire.

Evita darle biberones vacíos

Una vez hayas terminado de alimentarlo con una fórmula y el biberón, deberás retirarla de inmediato sin importar que el bebé llore, pues al succionar del biberón y este aún esté vacío el consumo de aire es mayor haciendo que los gases se acumulen, logrando que el hipo pueda aparecer.

Ayudarlo a sacar los gases

Después de alimentar al bebé es necesario ayudarlo a que los gases salgan de su cuerpo. Para esto solo tendrás que ponerlo sobre tu hombro y darle leves palmadas en la espalda para que los mismos puedan comenzar a salir de manera natural y evitar que el hipo aparezca y que también tenga cólicos.